articuloartica

Una web profesional propia

Mucho tiempo llevo con la idea de reemplazar mi antigua página web, la cual, realizada hace una década con tecnología Flash y de complicada actualización, había quedado hace ya tiempo obsoleta. Durante muchos años he tenido esa página web rígida y desactualizada, como carta de presentación. Durante este tiempo he dado cauce a mi necesidad de comunicarme con el mundo, fundamentalmente en lo que se refiere a mi faceta profesional, escribiendo en mi anterior blog Ártica (en la plataforma Blogger), donde he mantenido este tiempo un espacio en el que expresarme y escribir cuando me surgía la inspiración y las ganas, pero sin atarme con el compromiso de escribir con cierta periodicidad.

En los últimos años, mi vida profesional ha ido virando, de una manera paulatina pero clara; los proyectos profesionales de diseño gráfico han ido distanciándose entre sí y me he enfocado en la ilustración con una ilusión renovada. Hasta qué punto esto ha sido premeditado, me sería complicado decirlo. Tengo que decir que me ha sorprendido gratamente a mí mismo recibir cada vez más encargos —y más interesantes— de ilustración. Actualmente mi trabajo y mi enfoque profesional es, fundamentalmente, el de un ilustrador. Mi sitio web anterior ya no me representaba correctamente.

Al no poder actualizar mi página web para mostrar en ella mis nuevos trabajos, encontré un remedio provisional, por medio de un portafolio en la plataforma online Behance. Behance es una estupenda herramienta para mostrar tus proyectos y para conocer el de otros profesionales, llegando a potenciales nuevos clientes.

También en este tiempo fui abriendo perfil en las principales redes sociales, por curiosidad y por necesidad de conocer y comunicar. La presencia de mi portafolio en diferentes agencias como Shutterstock y CreativeMarket me ha ayudado también a tener visibilidad en la web.

Todo este trabajo en línea ha estado dando frutos, y algunos de los últimos clientes que han contactado conmigo (la mayoría de fuera de España) lo han hecho después de encontrar mis ilustraciones en alguna de estas plataformas. Pero yo tenía cierta frustración y una sensación de que en lo que a presencia online se refiere, tenía una descentralización que era necesario remediar, a la vez que necesitaba imperiosamente ofrecer una imagen más profesional y sólida.

Hora de lanzarse y remangarse

He ido tomando consciencia de que era imprescindible acometer la tarea de tener mi propio sitio web. Algunos nuevos contactos se sorprendían al encontrarse un sitio desactualizado y con una tecnología nada favorable para dar una imagen actual y para ser favorecido por los buscadores.

En los últimos meses he ido descubriendo y disfrutando del contenido de páginas web de profesionales creativos, ilustradores, emprendedores, diseñadores, etc. que me han dado una sana envidia y me han aportado inspiración para lo que debería ser mi sitio en la red. He visto que un sitio web propio no solo muestra lo que cada quien hace, sino que refleja mucho de la persona que hay detrás, de su forma de vida y manera de afrontar los nuevos proyectos. Que es una herramienta que ofrece muchas ventajas y posibilidades para la promoción online a los creativos independientes.

Después de posponer muchas veces el afrontar este proyecto, ocupado como estaba en el trabajo y encargos del día a día, he encontrado, por fin, el momento apropiado en el que comenzar a dar los pasos efectivos para solucionarlo.

Cuando uno tiene un proyecto y no acaba de arrancar, hay que estudiar con la mayor honestidad posible, cuál es la causa de ese estancamiento. Yo tenía claro que necesitaba ayuda técnica; el apoyo de alguien en quien confiar que hubiera realizado proyectos similares. Encontré este apoyo en Marco Torres, amigo y gran profesional, responsable de Wanagu, y con quien he colaborado anteriormente en otros proyectos web. Sin su apoyo y estímulo esto no habría sido posible.

Por fin ha llegado el momento de centralizar mis esfuerzos realizados en línea en un lugar propio, más actual y profesional, donde mostrar nuevos trabajos de una manera más clara y efectiva. Estoy feliz de presentar por fin mi nuevo sitio. Me siento tremendamente agradecido a María Jesús Gutíerrez, Fadel Akhamlich y Anne Märtens; fantásticos profesionales (y mejores personas), a quienes tengo la fortuna de contar entre mis clientes, por sus elogiosos comentarios sobre mi trabajo, que puedes leer en la página sobre mí.

Estoy seguro de que hay mucho que implementar y mejorar, muchas ideas que dejo aparcadas de momento, quizá para una fase posterior, como son una tienda propia, un newsletter, etc. Tus sugerencias serán muy bienvenidas.

Sobre el blog Ártica

En cuanto a este blog, es una continuación tan natural del anterior que he mantenido el mismo nombre. Este blog, como aquel, es un lugar propio y siento que será más estimulante, si cabe, seguir compartiendo las ideas, impresiones y experiencias que un ilustrador —que pasa tantas horas de trabajo solitario— necesita expresar y dar cauce. Pretendo que este blog sea un lugar vivo, que vaya reflejando mis circunstancias y  evolución profesional, y sea un lugar amigable de encuentro y comunicación con amigos, seguidores y clientes.

Sé bienvenido; pasa un rato, espero que entretenido e interesante. Me gustaría que llegara a aquellos que están interesados en la ilustración, especialmente me gusta apoyar y compartir con los que empiezan. Pero también espero que sea de interés para todo trabajador independiente interesado en la creatividad  y quiera explorar la manera de promocionarse de manera efectiva en internet. 

Siéntete invitado a participar; estaré encantado de recibir tus comentarios y escuchar tus puntos de vista, pues las cosas contempladas desde un único punto de vista son siempre incompletas. ¡Arrancamos!

Una web profesional propia

Mucho tiempo llevo con la idea de reemplazar mi antigua página web, la cual, realizada hace una década con tecnología Flash y de complicada actualización, había quedado hace ya tiempo obsoleta. Durante muchos años he tenido esa página web rígida y desactualizada, como carta de presentación. Durante este tiempo he dado cauce a mi necesidad de comunicarme con el mundo, fundamentalmente en lo que se refiere a mi faceta profesional, escribiendo en mi anterior blog Ártica (en la plataforma Blogger), donde he mantenido este tiempo un espacio en el que expresarme y escribir cuando me surgía la inspiración y las ganas, pero sin atarme con el compromiso de escribir con cierta periodicidad.

En los últimos años, mi vida profesional ha ido virando, de una manera paulatina pero clara; los proyectos profesionales de diseño gráfico han ido distanciándose entre sí y me he enfocado en la ilustración con una ilusión renovada. Hasta qué punto esto ha sido premeditado, me sería complicado decirlo. Tengo que decir que me ha sorprendido gratamente a mí mismo recibir cada vez más encargos —y más interesantes— de ilustración. Actualmente mi trabajo y mi enfoque profesional es, fundamentalmente, el de un ilustrador. Mi sitio web anterior ya no me representaba correctamente.

Al no poder actualizar mi página web para mostrar en ella mis nuevos trabajos, encontré un remedio provisional, por medio de un portafolio en la plataforma online Behance. Behance es una estupenda herramienta para mostrar tus proyectos y para conocer el de otros profesionales, llegando a potenciales nuevos clientes.

También en este tiempo fui abriendo perfil en las principales redes sociales, por curiosidad y por necesidad de conocer y comunicar. La presencia de mi portafolio en diferentes agencias como Shutterstock y CreativeMarket me ha ayudado también a tener visibilidad en la web.

Todo este trabajo en línea ha estado dando frutos, y algunos de los últimos clientes que han contactado conmigo (la mayoría de fuera de España) lo han hecho después de encontrar mis ilustraciones en alguna de estas plataformas. Pero yo tenía cierta frustración y una sensación de que en lo que a presencia online se refiere, tenía una descentralización que era necesario remediar, a la vez que necesitaba imperiosamente ofrecer una imagen más profesional y sólida.

Hora de lanzarse y remangarse

He ido tomando consciencia de que era imprescindible acometer la tarea de tener mi propio sitio web. Algunos nuevos contactos se sorprendían al encontrarse un sitio desactualizado y con una tecnología nada favorable para dar una imagen actual y para ser favorecido por los buscadores.

En los últimos meses he ido descubriendo y disfrutando del contenido de páginas web de profesionales creativos, ilustradores, emprendedores, diseñadores, etc. que me han dado una sana envidia y me han aportado inspiración para lo que debería ser mi sitio en la red. He visto que un sitio web propio no solo muestra lo que cada quien hace, sino que refleja mucho de la persona que hay detrás, de su forma de vida y manera de afrontar los nuevos proyectos. Que es una herramienta que ofrece muchas ventajas y posibilidades para la promoción online a los creativos independientes.

Después de posponer muchas veces el afrontar este proyecto, ocupado como estaba en el trabajo y encargos del día a día, he encontrado, por fin, el momento apropiado en el que comenzar a dar los pasos efectivos para solucionarlo.

Cuando uno tiene un proyecto y no acaba de arrancar, hay que estudiar con la mayor honestidad posible, cuál es la causa de ese estancamiento. Yo tenía claro que necesitaba ayuda técnica; el apoyo de alguien en quien confiar que hubiera realizado proyectos similares. Encontré este apoyo en Marco Torres, amigo y gran profesional, responsable de Wanagu, y con quien he colaborado anteriormente en otros proyectos web. Sin su apoyo y estímulo esto no habría sido posible.

Por fin ha llegado el momento de centralizar mis esfuerzos realizados en línea en un lugar propio, más actual y profesional, donde mostrar nuevos trabajos de una manera más clara y efectiva. Estoy feliz de presentar por fin mi nuevo sitio. Me siento tremendamente agradecido a María Jesús Gutíerrez, Fadel Akhamlich y Anne Märtens; fantásticos profesionales (y mejores personas), a quienes tengo la fortuna de contar entre mis clientes, por sus elogiosos comentarios sobre mi trabajo, que puedes leer en la página sobre mí.

Estoy seguro de que hay mucho que implementar y mejorar, muchas ideas que dejo aparcadas de momento, quizá para una fase posterior, como son una tienda propia, un newsletter, etc. Tus sugerencias serán muy bienvenidas.

Sobre el blog Ártica

En cuanto a este blog, es una continuación tan natural del anterior que he mantenido el mismo nombre. Este blog, como aquel, es un lugar propio y siento que será más estimulante, si cabe, seguir compartiendo las ideas, impresiones y experiencias que un ilustrador —que pasa tantas horas de trabajo solitario— necesita expresar y dar cauce. Pretendo que este blog sea un lugar vivo, que vaya reflejando mis circunstancias y  evolución profesional, y sea un lugar amigable de encuentro y comunicación con amigos, seguidores y clientes.

Sé bienvenido; pasa un rato, espero que entretenido e interesante. Me gustaría que llegara a aquellos que están interesados en la ilustración, especialmente me gusta apoyar y compartir con los que empiezan. Pero también espero que sea de interés para todo trabajador independiente interesado en la creatividad  y quiera explorar la manera de promocionarse de manera efectiva en internet. 

Siéntete invitado a participar; estaré encantado de recibir tus comentarios y escuchar tus puntos de vista, pues las cosas contempladas desde un único punto de vista son siempre incompletas. ¡Arrancamos!

Últimas entradas en el blog

Comentarios recientes

    Categorías

    logo-jesussanz-2

    Colaboro con las agencias de stock:

    Copyright © 2017. JESUS SANZ